Planes para una escapada romántica en Andorra

Planes para una escapada romántica en Andorra

Las escapadas en pareja son ideales para desconectar del estrés del trabajo y la ciudad, y así celebrar vuestro amor. Si estáis pensando en salir de la rutina y vivir unos días románticos en pareja, aquí te proponemos Andorra como la mejor opción. El país de los Pirineos os ofrece planes y actividades para vivir unos días memorables.

Un mundo de relax

En El Principado encontraréis una gran cantidad de hoteles confortables, con spa y los beneficios de las aguas termales que emergen de los Pirineos andorranos. Todos ellos ofrecen servicios de primera calidad para disfrutar de todas las comodidades y placeres en pareja. Cerca de Illa Carlemany encontraréis el Spa Termes Serhs Carlemany que dispone de agua termal directa de sus instalaciones dedicadas a baños y masajes.

Mas allá del bienestar en el alojamiento de vuestra estancia en Andorra, no os podéis perder la experiencia del centro termolúdico Caldea, el centro termal de montaña más grande del sur de Europa, con espacios para la diversión y la relajación.

Brindis romántico

Un plan para los amantes del vino, o para los que quieran descubrir sus secretos, es vivir una jornada de enoturismo, visitando las viñas y bodegas para conocer las variedades de uva, su cultivo y los procesos de producción del vino. Experimentad catas para aprender a diferenciar colores, aromas, texturas y sabores. También acompañar la experiencia con quesos de la región o ibéricos de selección. Las viñas de Andorra son de las más altas de Europa, lo que permite a sus bodegas de montaña destacarse por producir vinos de calidad y muy singulares.

Un paseo por el tiempo

Aprovechad la escapada romántica para compartir un viaje por el tiempo y conocer las joyas de el arte románico que albergan los valles y desfiladeros del Pirineo. Decenas de pequeñas iglesias de infinitos campanares y pintorescos puentes medievales se remontan a un pasado casi milenario, caracterizado por un estilo románico muy emparentado con el lombardo. Una ruta des de la iglesia de Sant Joan de Caselles hasta la iglesia de Santa Coloma es una oportunidad para completar el paso del tiempo, respirar aire puro y disfrutar del silencio.

* Fotografía cedida por Caldea

Leave a Reply

Your email address will not be published.