¿Por qué ir a Andorra en otoño?

Ya hemos dado la bienvenida al otoño. Andorra no es únicamente un destino de invierno, sino que en temporada de otoño también puedes disponer de grandes propuestas y disfrutar de una Andorra llena de actividades para realizar.

Por ejemplo, una de las actividades más recurrentes en Andorra son las rutas deportivas: caminar por las montañas y dormir en diferentes refugios. Uno de los recorridos más recomendables es el GRP, que da la vuelta a todo el país a través de sus montañas y caminos, consta de 7 etapas y un total de 120 km. Uno de los tramos más interesantes del recorrido es el que pasa por el Valle de Madriu, Perafita y Claror, el último valle virgen de Andorra declarada patrimonio natural de la humanidad en el año 2004. También dispone del pico más alto de Andorra, Campedrosa con 2.942 metros de altitud.

Otra actividad que podemos hacer, ya que el 90% del territorio andorrano es natural, es ir a buscar setas en los diferentes bosques de los que dispone el principado. Dependiendo de las setas que queramos encontrar, tendremos que ir a un tipo de bosque u otro. Por ejemplo, si queremos encontrar ruiseñores, tendremos que ir a bosques donde predomine el roble, encina y el haya, y si lo que queremos es encontrar níscalos, tendremos que ir a bosques donde predomine el pino o el abeto.

Si lo que buscas son excursiones culturales, Andorra a pesar de ser un país pequeño, dispone de una gran oferta. Uno de los museos más conocidos es el museo de arte Carmen Thyssen, donde frecuentemente se dan a cabo talleres, debates y exposiciones para disfrutar de una visita más completa. Sin embargo, si te interesa más la historia, Andorra cuenta con varias casas-museo que explican las tradiciones de sus habitantes y parte de su historia. Una de estas casas-museo es la Casa de Areny-Plandolit en el centro de Ordino, la única casa señorial andorrana que se mantiene intacta, y que el antiguo propietario fue el Sr. Guillem de Areny-Plandolit, síndico general de los valles de Andorra, promotor de la reforma de 1866 y propietario de una de las forjas más importantes del país.

Además, podrás optar también por una actividad más relajada, la visita a Caldea. Dispone del espacio termal más grande del sur de Europa con más de 30.000 m² de instalaciones termo-lúdicas donde podrás disfrutar de diferentes recorridos termales y masajes para desconectar del estrés y el ruido de la ciudad. Además, si compras la entrada en el centro comercial Illa Carlemany ahorrarás dinero, además del regalo de una pulsera con un código QR para que tengas la opción de un acceso más rápido a las instalaciones.

Finalmente, si ninguna de estas opciones te convence, puedes aprovechar para hacer las compras navideñas en Illa Carlemany antes de que llegue la temporada alta. ¡Te esperamos!

Leave a Reply

Your email address will not be published.