Para el cuidado de la piel, confiad en la experiencia de illa Carlemany

Para el cuidado de la piel, confiad en la experiencia de illa Carlemany

Visitad Centros Ideal, en la planta 2 de illa Carlemany; la Parafarmàcia Galeno, en la planta 0, o Júlia Perfumeries, en la planta baja, y os aconsejarán para cuidar vuestra piel e hidratarla correctamente. Además, os recomendarán los mejores tratamientos y productos según vuestra tipología de piel.

En la ducha

Hay varios consejos para tener una piel sana e hidratada. Por ejemplo, con diez minutos de ducha ya es suficiente, utilizad un gel suave, evitad frotar la piel de forma agresiva con una esponja, secaros con suaves toques de toalla y procurad que la temperatura del agua no supere los 38 grados, puesto que si es demasiado caliente provoca picores y eccemas.

Poneos crema en todo el cuerpo cada día para mantener vuestra piel hidratada. Además, la crema ejerce la función de barrera protectora y evita, también, posibles infecciones que entran por las pequeñas fisuras de la piel. Cuando hace frío, la crema hidratante evita picores que se generan por una piel muy seca como consecuencia de usar tejidos poco transpirables. Si os pica la piel, aplicad directamente un poco de crema con los dedos en los puntos que pican y evitad rascarlos de forma insistente.

Labios y cara

Los labios son los más perjudicados por las bajas temperaturas, puesto que quedan muy expuestos. Usad bálsamo labial y no paséis constantemente la lengua por los labios, puesto que este hábito acentúa el dolor si están cortados o bien contribuye a cortarlos.

En cuanto a la cara, escoged una crema según vuestra piel. Las pieles grasas suelen resistir mejor a los cambios repentinos de temperatura y al frío, de forma que se puedan limpiar dos veces al día con una emulsión sin grasas. Las pieles normales o secas, por el contrario, necesitan una crema con más textura. Las personas que en invierno esquían tienen que pensar en la radiación ultravioleta y ponerse crema protectora cada tres o cuatro horas.