Para descubrir Andorra, tienes muchos motivos

Para descubrir Andorra, tienes muchos motivos

Si te gusta conocer mundo, siempre encontrarás motivos para visitar Andorra y volver, para descubrir más cosas. La naturaleza, con todos sus ingredientes, es un excelente reclamo, así como los deportes, sobre todo los de invierno, y el shopping, con la amplia oferta concentrada en las avenidas Carlemany y Meritxell, donde illa Carlemany es el centro.

El arte y la cultura también son motivos para visitar este pequeño país. Aquí el románico tiene un papel muy destacado, con muestras de arquitectura y pintura que explican también el estilo y la sociedad de tiempos pasados en estos valles. 

Por otro lado, la arquitectura del granito permite entender la evolución del país desde un punto de vista más contemporáneo, puesto que es una corriente arquitectónica surgida a principios de la década de 1930 y que se alarga hasta la de 1960. Así, se pasa de construir con piedra y un rebozado posterior en casas tradicionales a utilizar el granito, que queda a la vista, como elemento decorativo. Esta arquitectura es un testimonio clave de los procesos de transformación económica, social y urbanística de la Andorra de mediados del siglo XX.

Influenciados por el Noucentisme catalán, los arquitectos aplican este estilo andorrano principalmente en hoteles, casas plurifamiliares, chalés, escuelas, instalaciones industriales, fuentes, edificios de servicios e institucionales, puentes y muros de carretera. Hay ejemplos en todas las parroquias, pero, sobre todo, en Andorra la Vella y Escaldes-Engordany.

Si quieres saber más cosas sobre estas edificaciones y organizar una ruta para admirarlas, consulta la web Museus.ad, donde también encontrarás información sobre la cultura y el arte de Andorra.