Los bolsos, un estilo de vida en illa Carlemany

Cuando hablamos de lo que se llevará este otoño, pensamos en ropa, pero los complementos —con el bolso como pieza reina— también siguen las tendencias y definen, y mucho, el estilo de quien los luce.

En illa Carlemany hay una amplia oferta de establecimientos dedicados, total o parcialmente, a los complementos, especialmente a los bolsos. Marcas como Liu·Jo (planta baja) o Guess (planta 1) los incluyen en sus colecciones, con un merecido estilismo que ayuda a reforzar la filosofía de marca. Alex Boutique o Tango (planta baja) ofrecen propuestas coordinadas de calzado y elementos de marroquinería de marcas como Loewe, Moschino, Donna Karan o Michael Kors. Al fin y al cabo, combinar el bolso con los zapatos es de manual de estilismo.

Sumergiéndonos en la historia del bolso, se puede descubrir las transformaciones que, con los años, ha experimentado este complemento en cuanto a función, utilidad, fabricación o estética.

Así, la personalización del bolso, como propone la marca italiana OBag —también presente en el centro comercial—, era habitual cuando la fabricación era por encargo, lo que otorgaba un toque personal de acuerdo con la estética del momento. Con la irrupción de las grandes marcas de moda en el siglo XX, el bolso hace un giro importante y, de la mano de Coco Chanel o Hermès, consigue su máximo esplendor, con creaciones míticas popularizadas por personajes como Grace Kelly, que ahora bien calificaríamos de influencer.

Los cambios sociales de los sesenta introdujeron mochilas, sacos y bandoleras en el catálogo de complementos, como muestra de una nueva filosofía de vida. Hoy, estas piezas tienen de nuevo su lugar en los escaparates porque, como se dice, todo vuelve… pero actualizado.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.